Guacamole, un clásico de la cocina mexicana.

El sabroso y mexicanísimo GUACAMOLE puede acompañar casi cualquier cosa, desde platillos muy elaborados, va de maravilla con las carnes asadas, con pollo, pescado y mariscos, hasta con simples botanas como totopos, chicharrones dorados y crujientes, o unos taquitos. Es considerado como una salsa, un acompañamiento o un delicioso dip untable, y prepararlo es muy sencillo, vemos como:

Ingredientes:

  • 2 aguacates maduros, aproximadamente de 250 grs. Cada uno.
  • (El tipo de aguacate puede variar de acuerdo a la región y temporada, mi sugerencia es el aguacate Hass por su cantidad de pulpa y cremosidad)
  • 1 taza de jitomate picado
  • 2 chiles serranos a los que se les habrá retirado las semillas y las venas (para que el guacamole no quede muy picoso) muy finamente picados.
  • ¼ de cebolla finamente picada
  • 2 cucharadas de cilantro fresco bien picado
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 1 limón (opcional)

Procedimiento:

  1. Partir los aguacates por la mitad, retirar la semilla, y con una cuchara sacar la pulpa y colocarla en un tazón.
  2. Machaque bien la pulpa del aguacate con un tenedor, mezclándola al mismo tiempo con un poco de sal.
  3. Agregue los demás ingredientes y revuelva.
  4. Pruebe y ajuste la sal.

Tip: El limón es opcional, ajusta la acidez del guacamole al mismo tiempo que ayuda a conservar su hermoso color verde por más tiempo retardando su oxidación natural.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *