Los huevos duros

huevo-duro-2Los huevos son un elemento muy combinable y que enriquece de manera maravillosa muchas de nuestras recetas. Particularmente los huevos duros de por si son muy sabrosos, pero ya sean picados, en rodajas o desmoronados, complementan la proteína de muchos platillos y dan un hermoso toque color, textura y sabor a sopas, ensaladas y diversos guisos.

 

Tener a la mano en la cocina algunos huevos duros puede ahorrarnos tiempo a la hora de cocinar, facilitándonos la tarea de preparar vistosos platillos para cualquier ocasión, desde bocadillos rápidos si recibe invitados imprevistos, y hasta comidas sofisticadas o cenas ligera para agasajar a nuestra familia y amigos.

 

Aquí tiene algunos consejos prácticos:

 

  1. Los huevos frescos son más difíciles de pelar después de cocidos, por lo que es preferible utilizar huevos que ya tengan algunos días refrigerados.

 

  1. Coloque los huevos en una sola capa en una cacerola. Añada agua corriente suficiente, por lo menos 1 pulgada por encima de los huevos.

 

  1. Coloque sobre el fuego, tape la cacerola y deje hervir por 8 o 10 minutos a partir de la ebullición.

 

  1. Apague el fuego, si es necesario retire la olla del quemador para evitar que continúe la ebullición. Déjelos reposar por un par de minutos.

 

  1. Inmediatamente después páselos por agua fría, o colocarlos en agua con hielo hasta que se enfríe por completo. Una vez enfriados puede utilizarlos, o bien, refrigerarlos con su cáscara, tienen una duración de una semana aproximadamente.

 

Para terminar, permítame sugerirle utilizar un cortador especial para huevos duros, con él podrá obtener cortes perfectos y uniformes lo que es muy recomendable para decorar y resaltar nuestros platillos.

 

cortador-de-huevos-duros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *