Guacamole, un clásico de la cocina mexicana.

El sabroso y mexicanísimo GUACAMOLE puede acompañar casi cualquier cosa, desde platillos muy elaborados, va de maravilla con las carnes asadas, con pollo, pescado y mariscos, hasta con simples botanas como totopos, chicharrones dorados y crujientes, o unos taquitos. Es considerado como una salsa, un acompañamiento o un delicioso dip untable, y prepararlo es muy sencillo, vemos como:

Ingredientes:

  • 2 aguacates maduros, aproximadamente de 250 grs. Cada uno.
  • (El tipo de aguacate puede variar de acuerdo a la región y temporada, mi sugerencia es el aguacate Hass por su cantidad de pulpa y cremosidad)
  • 1 taza de jitomate picado
  • 2 chiles serranos a los que se les habrá retirado las semillas y las venas (para que el guacamole no quede muy picoso) muy finamente picados.
  • ¼ de cebolla finamente picada
  • 2 cucharadas de cilantro fresco bien picado
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 1 limón (opcional)

Procedimiento:

  1. Partir los aguacates por la mitad, retirar la semilla, y con una cuchara sacar la pulpa y colocarla en un tazón.
  2. Machaque bien la pulpa del aguacate con un tenedor, mezclándola al mismo tiempo con un poco de sal.
  3. Agregue los demás ingredientes y revuelva.
  4. Pruebe y ajuste la sal.

Tip: El limón es opcional, ajusta la acidez del guacamole al mismo tiempo que ayuda a conservar su hermoso color verde por más tiempo retardando su oxidación natural.

 

Tamales de Camarón

tamales-camaron-MisRecetas

Recienteme se festejó “El día del Padre” y tuve ocasión de asistir a una comida con algunas amistades, estas oportunidades son fantásticas, además de lo agradable de la convivencia, siempre se aprende algo especial, como esta magnífica receta de “Tamales de Camarón” muy, muy sabrosos y desde luego, un platillo muy festivo.

  • Ingredientes:

» 1 kilo de camarón mediano
» 1 1/2 kilo de masa
» 250 gr de manteca
» 1/2 cucharada chica de espaura
» 1 tomate mediano
» 1 cebolla mediana
» 1 chile verde
» 2 varitas de apio
» 2 cucharadas de mantequilla
» 1 bolsa de hojas para tamales
» 1 lata de puré de tomate
» 1 hoja de laurel
» 1/4 cucharadita de óregano
» Cilantro

  • Preparación:

Primer paso: Lavar muy bien y cocer el camarón entero por 20 minutos. Guardar el caldo.

Segundo paso: Se pica el tomate, la cebolla, el chile verde, el apio y un poco de cilantro.

Tercer paso: Pelar los camarones, guisar en dos cucharadas de mantequilla por 10 minutos. Agregarle toda la verdura, el orégano y la hoja de laurel, y después una media taza del caldo (de los camarones) y el puré de tomate. Cocer a fuego lento por 15 minutos más mientras prepara la masa.

Cuarto paso: Desbaratar la manteca y agregarle una media cucharada chica de espaura, royal o bicarbonato, y batirla hasta que se esponje. Agregar la masa a la manteca y después ir añadiendo más caldo de camarón, poco a poco, para no excederse, hasta que quede lista. La masa no debe quedar ni muy blanda ni muy dura.

Paso final: Se embarra la masa en el centro de la hoja para tamales con una cuchara de comer mediana. Después, encima de la masa se le pone una cuchara y media de los camarones rancheros. Finalmente se envuelve el tamal y se ponen a cocer parados en una vaporera por una hora aproximadamente o hasta que se puedan separar de la hoja de tamal.

Rinde aproximadamente 25 a 30 tamales medianos.

Pan de elote tradicional

Pan-de-elote-MisRecetas

Adoro esta receta, me trae muy gratos recuerdos pues la preparaba mi abuelita María siempre que la visitaba. No es para comerse con mucha frecuencia pues no tiene mucho de dietética que digamos,  ni tampoco va con la dieta del Dr. Perlmutter y su libro “Cerebro de pan”, ni se salva de la acidez de acuerdo a la “Tabla del PH de los Alimentos” del Dr. Gaviña, pero eso si… Es DELICIOSA y muy, muy fácil de preparar.

 

 

Ingredientes:

1/4 de mantequilla
2 tazas de azúcar
5 huevos
2 tazas de harina
5 o 6 elotes molidos
1 c. de royal
1 pizca de sol
1 c. Vainilla

Procedimiento:

  • Encienda el horno para precalentarlo a 200° C
  • Se coloca todo en la licuadora. Se muele y luego se vacía en un refractario previamente enharinado.
  • Aquí puede agregar si lo desea unas pasitas o acitrón al gusto.
  • Hornee por alrededor de 45 minutos o una hora. (Haga la prueba del palillo). Espere hasta que se dore la superficie.
  • Deje que enfríe un poco antes de servir.

Sugerencias.

  • Este delicioso pan bien puede acompañar algún plato salado,
  • Si lo prefiere, adiciónele un poquito de mantequilla y saboréelo junto con un café caliente.
  • Es fantástico si lo pica con la punta de un cuchillo o un tenedor y le agrega un poco de leche dulce condensada (Nestlé) antes de servir. Mmmm… ¡A DISFRUTARLO!

Puré de Papas

Pure-de-papas

Un sabroso puré de papas suele ser un buen acompañante casi para todo. Desde unas sencillas salchichas azadas, un estofado de res o de cordero, un filete de pescado o quizás con un pollito rostizado mmmm, ¿no se les antoja? 

Si la respuesta es sí, aquí tienen una sencilla y deliciosa receta para prepararlo en un santiamén. ¡Disfrútenlo!

Ingredientes.

1/2 kg. papas en trozo bien lavadas.

5 dientes de ajo

1/4 L. Crema

1 C. Mantequilla

Sal y pimienta al gusto

Cebollín o unos tallos se perejil finamente picados (opcional)

 

Procedimiento.

  • Coser en suficiente agua las papas con los ajos, hasta que estén suaves.
  • Escurrir y eliminar los ajos.
  • Retirar la piel de las papas
  • Incorporar la crema poco a poco al mismo tiempo que las papas se aplastan con un tenedor.
  • Agregar la mantequilla.
  • Salpimiente al gusto
  • Mezcle todo con un tenedor.
  • Y para finalizar, si lo desea, decore con un poquito de cebollín o perejil.

.

Los Churros Tradicionales

churros-mis recetasLa tradición de tomar un típico chocolate acompañado de unos deliciosos churros es originaria de España, sabrosa costumbre que ha sido bien acogida en diversos países pero especialmente en Argentina, Chile, México y Venezuela desde hace más de un siglo.

Lo consumen algunas personas como desayuno a horas muy tempranas y en algunas ocasiones se sirve como merienda. Va de maravilla con un aromático café, pero desde luego que un vaso leche también le hace juego de maravilla.

Prepararlos en casa no es difícil y si muy divertido. ¡Anímense!

Ingredientes:

1 Litro de agua

40 Gramos de mantequilla sin sal

500 Gramos de harina integral

3 Gramos de sal

1 Litro de aceite de maíz para freír los churos (puede ser de girasol o de oliva suave).

Azúcar blanca (Opcional)

 

Preparación:

  • Coloque el agua en una cacerola junto con la mantequilla y sal. Cuando suelte el hervor retire del fuego. (Tip.- Si el agua hierve estará demasiado caliente y aceptará más harina haciendo que nuestros churros queden demasiado pesados).
  • Sin dejar de mover agregue la harina poco a poco hasta lograr una pasta fina y consistente. (Tip.- No es recomendable añadir levadura, ya que entonces quedaran demasiado esponjados y absorberán mucho aceite haciéndolos indigestos).
  • Cuando la pasta este templada, llene con ella la duya que deberá tener la punta de estrella para que nos queden igual de bonitos que los churros comerciales.
  • Caliente el aceite en una cacerola profunda y bastante amplia, a una temperatura entre los 180 o 200°C máximo.

Tip.- Para calcular si ya tiene la temperatura adecuada, deje caer un poquito de masa y vea que se dore adecuadamente. Si estuviera demasiado caliente se quemaría muy rápido, y si la temperatura es muy baja, la masa se empaparía de aceite y se iría al fondo inmediatamente sin dorarse. 

Tip.- El aceite debe estar muy limpio, cualquier morona que contenga se quemará y pegará en los churros dándoles un mal sabor, no es nada recomendable reutilizar un aceite que haya sido usado para freír pescado, carne o vegetales, ya que tomarían su sabor.

  • Empiece a formar los churros con la manga repostera y la duya estrella, colóquela cerca de la orilla de la cacerola, sobre el aceite, pero sin tocarlo, y presione la manga, cortando la masa del tamaño deseado con un cuchillo o tijera, la sugerencia es de aproximadamente 15 o 20 cms.
  • Puede colocar varios churros pero deje espacio para que se cosan bien, no se peguen y pueda voltearlos.
  • Una vez que estén fritos y dorados, retírelos del aceite y colócalos sobre hojas de papel absorbente.

¡Listo!, hemos terminado de freír nuestros churros y les hemos quitado el exceso de aceite, ahora podemos decorarlos como más nos guste, por ejemplo podríamos revolcarlos en azúcar granulada sola o mezclada con un poco de canela en polvo, en moscabado o azúcar morena, y hay quien los prefiere bañados con jarabe de chocolate, cajeta, o la lechera, en fin… ¿se les ocurre alguna otra combinación?. Si es así, no dejen de compartirla aquí, abajo, en un comentario. Hasta pronto.