Helado de Plátano y Coco

helado-de-platano

En lugar de golosinas o productos procesados con conservadores, esta opción es ideal para hacer con nuestra fruta preferida y así consumirla de una forma más natural y deliciosa. Les presento un receta sencilla para preparar un helado con plátano y coco, una combinación muy sabrosa, que también podría ir muy bien con piña, durazno, o fresa, entre otras frutas.

Ingredientes:
(Rinde aproximadamente 1 litro)

  • 85 gr. Coco rayado o cremoso troceado
  • 600 ml. Crema para batir.
  • 225 gr. Azúcar Glas
  • 2 pzas. Plátanos maduros.
  • 1 c. Jugo de limón.
  • Reservar un poco de “Fruta fresca” para servir con el helado al fina.

Preparación:

  1. Ponga el coco en un tazón y agregue justo la cantidad de agua hirviendo para que quede cubierto. Remueva hasta que se suavice o disuelva y deje enfriar.
  2. Monte la crema con la batidora y el azúcar hasta que quede espesa.
  3. Machaque los plátanos con el jugo de limón y mézclelos con la crema batida y el coco cremoso disuelto o rayado, suave y frío.
  4. Coloque la crema en un recipiente para congelar y deje toda la noche, de cuando en cuando vuelva a batir para que quede cremosos.

Sirva el helado en forma de bolas, agréguele un poco de la fruta fresca que reservó, y si le agrada dele un toquecito con un poco de canela.

Helado de Piña Cítrica

helado-de-piñaCon el verano encima, nada como un postre refrescante para estos días de calor, y lo hecho en casa siempre será más saludable y la mejor opción para usted y su familia. La piña es una fruta de grandes cualidades nutricionales, que puede conseguirse fácilmente y muy económica.

Ingredientes:
(Rinde aproximadamente un litro)

• 225 gr. Azúcar refinada
• 600 ml. Agua
• Ralladura y jugo de limas (2 pzas) o de naranja (1 pza).
• 1 pza. Piña pequeña, pelada y en cubos
• Galletas dulces

Modo de preparación:

  1. Poner al azúcar y el agua en una cazuela a calentar a fuego lento, remover hasta que el azúcar se haya disuelto. Llevar a punto de ebullición y dejar hervir a fuego lento por 10 minutos más. No permita que se queme, debe quedar como un jarabe espeso pero transparente.
  2. Incorpore la ralladura y la mitad del jugo de lima o de naranja, lo que haya elegido. Retire la cazuela del fuego y deje enfriar.
  3. Ponga la piña en una licuadora y triture hasta obtener un puré fino. Agregue el almíbar frio y el resto del jugo.
  4. Coloque la mezcla en un recipiente y deje congelar hasta que se formen cristales por los bordes.
  5. Pase el helado a un tazón o refractario y bata bien con el tenedor para que se rompan los cristales. Vuelva a meter al congelador, deje pasar un par de horas y repita la operación un par de veces, luego deje reposar toda la noche.

Servir en bolitas con galletas dulces.