Riquísimas papas asadas al carbón

papa-asadaAprovechando que hemos prendido el carbón, poner a cocer unas papas puede ser muy conveniente pues complementan de maravilla casi cualquier platillo que se vaya a compartir, además que si entre los invitados hay alguien que no desea comer carne, una papa bien presentada puede dejarlo satisfecho.
.

Va a necesitar:

  • Papas.
  • Papel aluminio
  • Mantequilla
  • Crema
  • Sal y Pimienta

Opcional:

  • Cebollín picado
  • Tocino cocido y desmenuzado.
  • Queso rallado (Podría ser Manchego, Chihuahua o incluso Parmesano)

Escoja las papas de un tamaño regular, de preferencia mediano, para que no tarden demasiado en cocerse, generalmente se llevan de 30 a 40 minutos, esto dependerá del tamaño de la papa y del calor del asador.

Solo hay que envolver cada papa completamente con papel aluminio y ponerlas sobre el asador, esta es una buena manera de aprovechar el calor inicial del carbón cuando aún esta demasiado fuerte para poner la carne, se acostumbra también hacerles un pequeño corte en forma de cruz en los extremos para facilitar el cocimiento.

Cuando el calor ha bajado un poco y se va a colocar en la parrilla las carnes o quizás otros vegetales, puede orillarlas dándoles la vuelta constantemente para que se cuezan parejo.

Compruebe que se han cocido picándolas con un cuchillo delgado o un palillo largo que deberá traspasar con suavidad hasta el centro de la papa.

Cuando estén listas, retírelas del calor directo, abrá la envoltura y formando una cruz con el cuchillo corte la papa en cuatro, pero sin desprender las fracciones, hágalo de forma tal que se vea el centro de la papa, coloque ahí un poco de mantequilla y una cucharada de crema, pero solo un poco para no acidificarla demasiado, la papa es un alimento que va bien con la Dieta Alcalina, también pude agregarle una pizca de sal y pimienta al gusto.

Opcionalmente, un poco de cebollín picado, tocino y queso rayado le van de maravilla.

¡Pruébelas, quedarán riquísimas!

Tip: También puede cocer las papas en el horno convencional, póngalas en temperatura alta y prepárelas de la misma manera.

Ribeye asado y salsa Chimichurri

ribeye-steak
 
Una tarde con amigos, un asador en el jardín o patio de la casa, el aromático carbón, un poco de cebolla, una ensalada fresca y un buen vino tinto, son los elementos ideales para compartir un estupendo corte de ribeye que va perfecto con un poco de salsa chimichurri.

El chimichurri es una salsa o aderezo ligeramente picosito, típico en Argentina y Uruguay pero conocido y utilizado en muchas partes del mundo porque es sencillamente delicioso, y complementa de maravilla carnes, aves, pastas y esas riquísimas empanadillas estilo argentino que seguramente usted ya conoce.

Les recomiendo prepararla con tiempo pues mientras más repose los sabores se combinan mejor, además que su conservación es fácil y puede durar varias semanas si se guarda en un lugar fresco, preferentemente en el refrigerador, y es otro de los complementos en nuestra comida que nos ayudan a nivelar el PH por lo que va muy bien con quien se propone llevar la Dieta Alcalina.

Si realiza una búsqueda simple en Google encontrará un sin fin de recetas de chimichurri pero esta es de las básicas, de esas recetas de cocina rápidas y sumamente sencilla de preparar, sin embargo le invito a probar y combinar ingredientes a su gusto para enriquecerla y hacer su propia creación.

Licue los ingredientes básicos:

Ajo 1 y ½ cabeza
Agua ½ lt.
Perejil seco, un manojo que ya deberá estar bien lavado y desinfectado.
Vinagre blanco, 1 tequilero
Agregue opcionalmente…
Chile piquín o cambray seco, solo un poco y desmenuzado con la mano
Pimiento rojo finamente picado.
1 c de orégano
1 c de comino
1 pizca de laurel, albahaca, romero o tomillo

Para terminar añada:

Un poco de vino blanco si le agrada y aproximadamente 100 ml de aceite de oliva extra virgen, mezcle hasta emulsionar.

Se recomienda marinar la carne y refrigerarla por al menos una o dos horas.
(Las costillas van de maravilla)

Consejo para asar el ribeye.

Poner una leve capa de aceite de oliva o cocina normal sobre un lado del corte.
Agregar ajo cortado en trozo.
Y un poquito de vino tinto.
Dejar marinar.
Al colocar la carne en el asador, el fuego debe ser fuerte.
Selle primeramente el lado que no tiene aceite.
Luego voltee, agregando un poco de la marinada.
También puede utilizar un poco de limón, pimienta o sal.

Nota: La sal siempre debe agregarse al final o la carne perderá su jugo.

 

Guarnición de Berros

Berros-ensalada

Quiere una guarnición para acompañar ese trozo especial de carne, una buena pieza de pollo braseado, o un pescado a la plancha,  pero… Le gustaría probar algo original, diferente, y que salga de lo de siempre.   Ojo con esta sencillísima receta de “Berros a la China”

.


Esto es lo que hay que hacer…

  • Calentar sartén
  • Dorar  un poco de ajonjolí
  • Separar
  • Poner aceite de oliva a los berros ya limpios. Mover rápidamente
  • Agregar el ajonjolí
  • Agregar sal y azúcar
¡Servir de inmediato!


P.D. Otra alternativa es tapar y dejar que cocer a fuego lento por uno o dos minutos.

P.D. 2. En la Dieta Alcalina se pondera el comer estos vegetales al natural, sin cocimiento y asi también son muy sabroso y nutritivos, para agigantar su rico sabor podría adicionarles algún aderezo o solo unas gotas de limon y aceite de oliva.

Bastones de Queso ¡Deliciosos!

Bastones de Queso Cheddar

Quiere quedar como una reina cuando le toque llevar una botana a la próxima reunión de las amigas. Use esta receta y le aseguro que no pararán de alabarla.  Es una de esas recetas de cocina sencillas pero deliciosas que existen en el mundo para hacela feliz.

.

Ingredientes.

3/4 taza de queso cheddar picado finamente o rallado,
3/4 taza de migas de pan,
1 huevo batido,
Nuez moscada,
Sal y pimienta a gusto,
Aceite para freír y harina

  • Con estas cantidades a mi me salen más o menos unos 20 bastones.


Preparación.

Se mezcla el queso con las migas de pan, se condimenta con la nuez, la sal y pimienta. Se mezcla bien y, con la mano, haciendo mucha presión se forman bastones de 5 cm de largo y 2.5 a 3 de diámetro. Se bañan en el huevo y se pasan por la harina para luego freírlos en el aceite moderadamente caliente por 1 a 1 y 1/2 minutos. Se sirven solos o acompañados con una salsa en base a kétchup, jugo de limón y ají (chile) triturado.