Receta para Desflemar Cebolla

desflemar-cebollaLa cebolla posee cualidades nutritivas importantes por lo que su consumo es altamente recomendable, además de enriquecer el sabor de los platillos sin aumentar su valor calórico, posee cualidades depurativas y en su composición bioquímica se encuentran fibras, vitaminas y minerales necesarios en una alimentación saludable.

La presencia de flavonoides le dan a la cebolla un carácter antioxidante lo que ayuda a retardar el envejecimiento, activar la producción de glóbulos blancos y rojos, además de prevenir diversas enfermedades, entre los minerales que se encuentran se han observado importantes cantidades de hierro, calcio, fosforo y magnesio, asi como las vitaminas C, E y del grupo B.

A pesar de tener tan alto valor nutricional hay muchas personas que evitan comerla porque perciben su sabor demasiado fuerte y no les agrada, hay quienes afirman que les deja un olor difícil de eliminar a pesar del aseo bucal, y lo que es una realidad, es que a veces compite con el sabor natural de otros alimentos por lo que desflemarla puede resultar muy útil.

Aquí tienen dos maneras para desflemar la cebolla sin alterar su composición nutricional.

Puede cortarla en juliana (tiritas), en cuarterones o dejarlas enteras si son muy pequeñas.

1.- Agua caliente con sal, sumergir por 10 minutos.

2.- Sumergir en vinagre por 30 minutos. Se sugiere agregar orégano y algunas pimientas gordas.

Ya sea que la use para agregarla a su guisados, servirla como acompañamiento, decoración o para complementar alguna salsa, despues de desflemarla usted notará en el sabor y la textura de la cebolla una suave diferencia.

Las Tortillas de Harina de mi Mamá

tortillas-de-harina

Recuerdo con delicia, cuando niña, aquellos maravillosos fines de semana cuando al levantarnos de la cama nos envolvía un delicioso olor a tortillas de harina recién hechas para nosotros por las cariñosas manos de mi mamá.

Tortillas que sin duda la hicieron famosa entre la familia y los conocidos, pues quienes las probaron suelen recordarlas con dulce añoranza (Entre ellos mi marido).

Las tortillas de harina generalmente van muy bien con todo, tanto para acompañar platillos salados o para agregarles un relleno dulce, por ejemplo cajeta o mermelada; combinan excelente con una taza de café en el desayuno.

La receta de mi mamá es la siguiente:

1 kg. de harina (Trigo)
1/4 de manteca INCA
agua caliente con sal
1 pizca de royal
1 poca de leche
1 huevo (opcional)

Amasar con los dedos hasta conseguir una textura suave y homogénea.

El secreto para que queden casi perfectas consiste en dejar reposar la masa de 20 a 30 min, cubierta con una toalla apenas húmeda o un plástico, para luego hacer las bolitas, verá que va a ser muy sencillo extenderlas e una superficie enharinada con el palote para formar los círculos.

Póngalas a cocer sobre el comal que debe estar bien caliente (a fuego alto), espere a que inflen antes de voltear (voltear una sola vez), aplaste o desinfle las tortillas para que se doren parejo utilizando una palita de cocina o un aplastador improvisado que puede crearse simplemente haciendo bola una toallita de tela (Así lo hacía mi mamá).

Por mi parte, seguire compartiendo con usted mas de las deliciosas recetas de cocina sencillas que preparaba mi mamá, pero por lo pronto lo invito a dejar alguna vez las tortillinas compradas a un lado. Consiéntase y consienta a su familia con unas tortillas de harina caseras que dejarán en la mente de sus seres queridos un recuerdo imborrable.

 

 

Tips para prender el asador o parrilla de carbón

como-prender-el-carbon

A quienes me han preguntado sobre como encender un asador debo decirles que para esto hay diversos métodos o procedimientos, incluso varios materiales: astillas , aserrín, alcohol solido, productos líquidos incineradores, etc., pero les voy a platicar sobre el que utiliza mi marido, pues resulta ser cómodo, rápido, económico y muy efectivo.

Escogiendo el carbón.

Él prefiere de mezquite por el aroma, duración y rapidez para encenderse, pero es conveniente utilizar el que se consiga con facilidad en su región. Nosotros lo compramos en bolsa en el súper mercado, y en ocasiones cuando se va a utilizar en una cantidad mayor por tener algún evento con muchos invitados lo adquirimos por costalilla en el depósito.

Debe tener buen tamaño, esto se aprecia palpando con las manos el paquete o de manera visual, si viene muy pequeño se consumirá demasiado rápido. Lo ideal es que se encuentre bien seco lo que es difícil de verificar al comprarlo pero al menos si usted lo tiene almacenado en casa, tenga cuidado de que no este expuesto a la humedad.

Preparación.

A este sistema se le conoce como de “Chimenea”, y es muy sencillo; consiste en formar una base circular de aproximadamente 30 cms de diámetro sobre el asador, dejando libre en el centro un espacio de unos 10 cms mas o menos, hágalo apilando trozos de carbón de buen tamaño. Al centro se coloca un pedazo de periódico arrugado en forma de bola al que en el centro se le habrá puesto un poco de aceite de cocina (pudiera ser de desecho). Se colocan algunos otros trozos de carbón para intentar estrechar la corona de la chimenea sin cerrarla por completo, se agrega un poco más de aceite para impregnar bien el papel y salpicar un poco (solo un poco) en el carbón.

Nota: Por ningún motivo ponga demasiado aceite directo al carbón porque provoca humo negro que no da buen sabor a los alimentos, y jamás, pero jamás utilice ningún derivado del petróleo como iniciador de fuego porque dará muy mal olor, y un pésimo sabor a los alimentos.

Encendido.

Después de la preparación anterior puede encenderse inmediatamente, pero es bueno considerar que el carbón tardará en prenderse por completo de unos 15 a 20 minutos por lo que debe calcular el momento adecuado para prenderlo sin que se consuma antes de tiempo para aprovecharlo mejor.

Listo para usarse.

Ya que el carbón se ve encendido, rojo y con brasas de color gris, es momento de extender la torre, troce los pedazos que estén demasiado grandes para darles un tamaño regular y mas homogéneo, ahora coloque poco a poco el resto del carbón sobre las brazas, y listo, solo espere algunos minutos a que el encendido se vea uniforme y la temperatura sea la adecuada para que no se arrebate el cocimiento de la carne o los vegetales que haya preparado.

Tip adicional.

Aproveche de limpiar la rejilla con media cebolla colocada en el trinche y empiece a despertar el apetito de los comensales, o simplemente ponga pequeños trozos de cebolla directo en el carbón y…

¡A disfrutar se ha dicho!