Pay de calabaza

En esta lluviosa temporada cae sabroso preparar el riquísimo pay o postre de calabaza. Es un poco tardado pues se lleva más o menos una hora de cocimiento pero la ventaja de esto es que permite que la casa se llene del aroma delicioso de esta generosa fruta y los condimentos que lo acompañan.

Esta receta no requiere de una base para pay lo que hace mucho más fácil aún su preparación, pero si necesitamos lo siguiente:

Ingredientes:

  • 1 lata de leche evaporada
  • 400 gramos de calabaza de Castilla (bien limpia, sin cascaras ni semillas y cocida).
  • 3/4 de taza de azúcar morena (Puede sustituir por 1/2 de piloncillo)
  • 1/2 taza de harina de trigo
  • 2 huevos enteros
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo (o ralladura de jengibre fresco)
  • 1/4 de cucharadita de clavo en polvo

Nota:  Crema batida para adornar (Opcional, para acompañar o decorar)

Preparación:

  1. Precaliente el horno a 180° centígrados y engrase un molde para pay de 22 centímetros de diámetro. Aquí les recomiendo utilizar molde de vidrio para no tener que desmoldar si lo va a llevar a la mesa, pues queda muy suave y se puede resquebrajar y perder su agradable presentación.
  2. Mezcle todos los ingredientes en un bol con ayuda de su batidora o si prefiere puede molerlos en su licuadora, el objetivo es conseguir una pasta suave. Cuando lo haya conseguido vierta dentro del molde.
  3. Hornee durante 50 minutos o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio.
  4. Retire del horno y permita que se enfríe. Si lo desea, decore con la crema batida antes de servir.

 

La magia de las Crepas

Me encantan las crepas porque son muy fáciles de preparar y resultan espectaculares casi con cualquier relleno, ya sean dulce o saladas, siempre son una delicia. Y sí, ya sé que no son nada dietéticas, pero un pecadillo de vez en cuando no nos va a condenar.
.

Aquí tiene una receta sencillísima, practique y en muy poco tiempo le aseguro que se convertirá en un verdadero experto.
.

El secreto está en preparar una masa suave y ligera, para que sea muy manejable, y dependiendo del calor de nuestra estufa y el sartén que utilicemos será el tiempo que se llevará cocinarlas.

.
Masa básica para Crepas.

.
Ingredientes:

1 taza de harina de trigo

2 huevos

1 taza de leche semidescremada o agua (o mitad y mitad, como prefiera)

1 pizca de sal

1/2 barrita de mantequilla templada (40 g)

.
Preparación:

  • Mezcle en un tazón harina, huevo y leche. Agregue la pizca de sal y la mantequilla. Revuelva vigorosamente para que no queden grumos, puede usar un tenedor o un batidor de globo, bata hasta obtener una pasta muy suave.
  • Engrase ligeramente la sartén (Yo utilizo mantequilla en aerosol) y caliente a fuego medio alto (No permita que el aceite humee).
  • Vierte una pequeña cantidad de masa, y mueva la sartén ligeramente ayudando a que se extienda por completo, debe quedar una capa uniforme pero muy, muy delgada. En mi caso, utilizo una sartén mediana de 24 cm de diámetro y ocupo más o menos un 1/4 taza por cada crepa.
  • Cuando se empiecen a ver burbujas voltee con la espátula o volteador. Retire cuando se vea dorada. En mi caso, no se lleva ni siquiera un minuto completo por cada crepa.
  • Repita el proceso hasta terminar con la masa, al final tendrá una buena cantidad de crepas listas para servir, por el tamaño del sartén que uso yo consigo entre 12 y 14.
    .

El Secreto de la Magia de las Crepas está en el relleno.
.

Con esta preparación podemos agregarles a nuestras crepas diversos rellenos, tanto dulces como salados. Aquí dejo algunas sugerencias sencillas y rápidas, pero en esto la imaginación es lo que cuenta. Así que junto con estas ideas lo invito a probar y probar, hasta que descubra la combinación perfecta para usted.

.
Mis preferidas, las dulces:

 .

  • Cajeta con plátano
  • Fresas con crema pastelera
  • Manzanas asadas, nieve de vainilla y cacahuates
  • Duraznos y arándanos con queso crema
  • Zarzamoras y queso crema
  • Crema de chocolate o simplemente Nutella.
  • Crema de cacahuate y Mermeladas

.
Entre las saladas puedo sugerir:
.

  • Espinacas con queso
  • Flor de calabaza con epazote
  • Carne molida en salsa de tomate
  • Rajas de chile poblano y crema
  • Champiñones con queso
  • Calabaza y granos de elote
  • Salmón con queso Philadelphia

Caldo de Pescado

Honor a quien honor merece y he de darle el crédito de esta receta a mi amiga Maricarmen Espinoza, en Acapulco. Este caldo de pescado es una receta sencilla, fác

il de preparar pero muy sabrosa.

.

Ingredientes:

    • 1 kg. de pescado para caldo, cortado en trozos, aquí en guerrero el que más se usa es el de cuatete, un pescado regional, con muy buen sabor, y económico, pero de igual manera podría utilizar algún otro que sea factible conseguir en su localidad como el bonito, la merluza, o huachinango.
    • 1 ramito de Epazote fresco.
    • 1 cubo de consomé de camarón
    • 1 cajita de salsa de chile guajillo, o bien puede prepararla, es sencillo, ( solo limpie y tueste unos 5 o 7 chiles, remoje en agua caliente, y licue con 1/4 de cebolla, un jitomate, un diente de ajo y una pisca de sal, cuele y reserve)
    • 2 litros de agua.

.

Procedimiento:

  • Limpie bien el pescado.
  • Ponga a hervir por unos 10 minutos.
  • Agregue la salsa y el cubito de consomé, deje hervir un par de minutos más.
  • Para terminar, agregue el epazote entero y bien lavado, deje reposar y retírelo antes de servir.
  • Acompañe con cebollita picada, limón, y va muy bien con tostadas o tortillitas de maíz bien calientitas.

 

Pan Blanco hecho en casa

Para quienes preferimos el pan hecho en casa, por el olor, por la textura y por el sabor; aquí tienen una receta sencillísima para preparar Pan Blanco, que además de ser delicioso, va bien con todo y nuestros convidados quedarán gratamente impresionados.

 Ingredientes:

    • 1 kg de harina
    • 30 grs. de levadura seca
    • 5 huevos enteros
    • 2 c. de sal
    • 2 C de azúcar
    • 60 grs. de mantequilla
    • agua la necesaria o leche
    • Decorado opcional,
    • Huevo, ajonjolí y azúcar.

Procedimiento:

  • Ponga la levadura a remojar en un 1/4 taza de agua tibia (no caliente para no matar la levadura), puede agregarle una pizca de azúcar, mezcle con una cucharita (preferentemente de plástico), y deje reposar por al menos 10 minutos, hasta que empiece a hacer burbujas.
  • En un bol o refractario redondo (donde pueda a masar), combine la sal y el azúcar con la mantequilla, añada la mezcla de la levadura y bata con una cuchara o pala de madera hasta obtener una mezcla homogénea. Luego, vaya incorporando la harina poco a poco (resérvese una taza aprox.), si siente demasiado seca la mezcla puede ir agregando (a cucharadas para no pasarse) un poco de agua o leche. Siga mezclando hasta integrarla por completo.
  • Vierta la masa sobre una tabla previamente enharinada, siga amasando con las manos, apóyese con la palma y la muñeca, doble y extienda, vaya agregando harina poco a poco, y siga manejando la masa hasta obtener una consistencia suave y tersa, que con facilidad se desprenda de la tabla.
  • Engrase la charola, o cúbrala con papel encerado, forme bolitas o bollos y vaya colocándolos, deje suficiente espacio entre uno y otro, tome en cuenta que por la levadura van a doblar su tamaño. Es conveniente hacerles un pequeño corte en la parte superior para facilitar que suban, esto se puede hacer con el filo de un cuchillo, unas tijeras o una laminilla.
  • Cubra con un trapo ligeramente húmedo y deje reposar fuera de corrientes de aire, por aproximadamente 30 minutos o hasta que doblen su tamaño.
  • De manera opcional, puede barnizarlas ligeramente con huevo batido o leche y espolvorearlas con el ajonjolí. Quedan muy lindos.
  • Meter al horno precalentado a 200ºC y cocer durante 25 a 30 minutos, esto dependerá del tamaño de sus bollos, le recomiendo que para empezar los haga pequeños, así ira conociendo el tiempo de cocción en su horno. Estarán listos cuando se vean dorados.

La dulce y práctica mermelada de fresas

Estoy segura que todos hemos probado por lo menos alguna vez una mermelada de fresas, y si usted no se ha convertido en un partidario de este delicioso postre, es porque seguramente no ha encontrado la ideal para su paladar, y por ello es que resulta conveniente preparar nuestra propia mermelada en casa.

Especialmente ahora que se acercan las fiestas de fin de año, es necesario contar con una sabrosa mermelada, con el nivel de dulce y acidez perfecto, con el color y aroma que nos agrada, la textura y densidad adecuada, que nos permita utilizarla confiadamente en nuestros panecillos, galletas, pasteles, flanes, licuados y mil platillos más que podríamos preparar utilizando este maravilloso complemento.

Aquí tiene mi receta personal, le recomiendo iniciarse son cantidades pequeñas como estas, que apenas le darán por resultado una porción de aproximadamente unos 300 o 400 gr, repítala varias veces, vaya ajustando los ingredientes a su gusto, tome nota para que pueda recrearla o mejorarla después.

Mermelada de fresas

Ingredientes:

  • 1/2 kilo de fresa frescas y medianas, observe su color, su aroma y su textura, deben ser agradables a nuestro olfato, su color rojo brillante, y se deben sentir firmes al tacto, libres de golpes o manchas
  • 1 taza de azúcar o 4 cucharaditas de Stevia
  • 1/4 taza de jugo de limón

Procedimiento:

  • Limpiar (quitar el tallo), lavar y desinfectar las fresas y rebanarlas a lo largo o partirlas en trozos regulares.
  • Poner a cocer  las fresas en una cacerola amplia, a fuego lento, agregando el jugo de limón y el azúcar o endulzante.
  • No deje de mover, y manténgala hirviendo por al menos 30 minutos y observe que el azúcar se haya integrado por completo
  • La mermelada estará lista cuando la miel se vea ligeramente traslucida y brillante.
  • Deje enfriar antes de envasar, este producto puede durar por varias semanas pero requiere refrigeración.

Nota: Hay personas que gustan de agregar algunas especies, por ejemplo, un par de gotas de vainilla, una tirita de canela, o 1/2 cucharadita de jengibre entre otras, es cuestión de preferencias, haga sus pruebas y poco a poco encontrará la combinación perfecta para usted y su familia.

 

POZOLE ROJO, BLANCO O VERDE

En estas fiestas patrias, nada como el POZOLE, un platillo muy mexicano, lleno de color, sabor y tradición. Pareciera complicado en su preparación sin embargo no lo es, se lleva su tiempo pero créanme, el resultado vale la pena.

¿Empezamos?, bien, pues vamos a necesitar lo siguiente:

Para los granos de maíz:
2 paquetes de maíz precocido
1 cabeza de ajos
1 cebolla grande
1 cucharada de comino
1 cucharada de orégano

Para la carne:
1,5 k de pierna o lomo de cerdo
1/2 k de cabeza de puerco
1/4 Huesos de puerco
1 cabeza de Ajo
1 Cebolla grande
Consomé en polvo
Comino
Orégano

Para la salsa ROJA:
6 chiles guajillo
6 chiles de árbol
1/4 cucharadita de orégano
4 dientes de ajo
1/2 cebolla
1/4 cucharadita de cominos
1/4 cucharada de vinagre de manzana

Preparación:

Para el grano de maíz:
Se lava muy bien el maíz y se pone a hervir en abundante agua sin sal (en caso de reducir demasiado agregar más agua caliente)

Para la carne:
Cocer todos los ingredientes. Cuando las carnes ya estén suaves se pican por separado manteniéndose calientes.

Para la salsa:
Hervir todos los ingredientes, moler, colar y sofreír en manteca (reservar).

Procedimiento:

Una vez que reventó el grano se junta con el caldo de puerco. Se rectifica de sal y consomé, se agrega la salsa a la olla, y se deja hervir por unos minutos para que se mezclen los sabores. Ahora está listo para servirse, aunque si lo preparan de un día para otro los sabores resaltan de una manera grandiosa.

Guarnición:

Se sirve acompañada de rebanadas de aguacate, cebolla picada, lechuga en juliana, rábanos picados, tostadas, orégano, chile piquín y limones. Como botana adicional se sugiere trozos de chicharrón de cerdo natural y crujiente, unos chilitos cuaresmeños rellenos, queso fresco, o unas flautas bien doraditas.

*Para hacerlo BLANCO se coloca la salsa por separado para que el comensal se sirva al gusto.

*Para hacerlo VERDE se le agrega la siguiente salsa en sustitución de la roja:

10 tomates cocidos molidos con un manojo de cilantro
100 gramos de pepita verde
2 chiles poblanos
5 chiles jalapeños
1 manojo de epazote
Hojas de acuyo o hierba Santa

  • Se ponen a hervir los ingredientes, moler, colar y sofreír en manteca con 3 dientes de ajo y 1/4 de cebolla.

Crocantes de coco y avena, con chocolate

Quizás porque vivo en Acapulco y aquí abundan, pero una de mis frutas preferidas es el coco, me encanta por versátil, combinable, da textura a todo, además de ser delicioso y poseer muchas cualidades nutritivas.

Aquí tienen una de mis recetas consentidas, rápida y sin complicaciones.(Salen unas 30 galletitas aprox)

Ingredientes:

  • 1 1/2 taza de coco rallado sin endulzar
  • 1/2 taza de miel natural
  • 1/2 taza de harina de avena (puedes pulverizar la avena en la licuadora)
  • 100 gr de chispas de chocolate
  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal marina
  • 1 cucharada de la ralladura de la piel de una naranja (Opcional)

Preparación:

  1. Prenda el horno y precaliente a 330°F /165°C
  2. En un recipiente mediano mezcle el coco, la avena, la sal y si lo desea, la ralladura de la naranja.
  3. Agregue una por una, las claras, luego la miel y por último el extracto de vainilla. Bata suavemente hasta integrar.
  4. Ahora incorpore las chispas de chocolate.
  5. Tenga lista una charola para hornear con papel encerado y con la ayuda de una cuchara sirva pequeñas porciones de la mezcla, procure que queden con suficiente espacio entre ellas, para que no se peguen unas con otras, ya que con el calor se extenderán.
  6. Hornee por 12 a 15 minutos o hasta que se vean doradas por encima y la orilla ligeramente tostada.
  7. Déjalas enfriar completamente antes de comer.

Sabrosas y Saludables Fajitas de Res

Pocas personas conocen los muchos beneficios del jengibre como condimento, que además de tener propiedades adelgazantes, analgésicas, y mejorar la digestión, también previene algunos tipos de cáncer, combate el envejecimiento prematuro y reduce los niveles de estrés. Por ello sería muy bueno incorporarlo con más frecuencia en nuestra alimentación y aquí tienen un ejemplo de cómo podemos hacerlo.

Esta receta es cortesía de mi amiga Karine y su cocina metabólica. No dejen de probarla, además de muy fácil de preparar, queda riquísima.

“Fajitas De Res Al Jengibre”

Ingredientes
(Para 2 Porciones – 2 Filetes)

• 2 filetes de res/solomillo (100 g c/u), cortado en fajitas (Otra opción podría ser fajitas de pollo)
• 1 cucharada de aceite de oliva
• 1 cebolla pequeña, en cubitos
• 1 diente de ajo, aplastado
• 2 tomates en cubitos
• 1 cucharadita de jengibre en polvo
• 4 cucharadas de vinagre de manzana
• Sal y pimienta

Instrucciones

1. Coloca el aceite en una sartén grande y cocina los filetes a fuego medio-alto.
2. Cuando ambos lados estén bien cocinados, añade la cebolla, ajo y tomates.
3. En un tazón, combina el jengibre, sal y pimienta junto al vinagre y coloca la mezcla en la sartén, revolviendo para combinar todo.
4. Cubre la sartén, baja a fuego lento y deja que todo hierva hasta que el líquido se evapore completamente y listo… A taquear se ha dicho!!!

Nota.- Esto va muy bien con un buen guacamole, una salsita taquera y un poquito de cilantro o perejil picadito.

El refrescante Mojito Cubano

Esta es una fresca y deliciosa bebida que como su nombre lo indica, nació en la más grande de las islas antillanas, Cuba; y que por su intenso sabor y hermosa vista ha logrado alcanzar una importante fama internacional.

Este Mojito Cubano se prepara fácilmente, y aquí tiene la receta:

Paso 1.- En el vaso se colocan varias hojas de Yerbabuena y se maceran, para ello hay herramientas especiales que pueden conseguirse en las tiendas especializadas, sin embargo también se puede improvisar, en mi caso, utilizo un aplasta papas pequeñito de madera que no se ni como llego a mí y que tengo desde hace muchos años, claro que de igual manera podría utilizarse un cucharón de palo.

Permítanme hacer un paréntesis para comentarles que es correcto decir yerbabuena o hierbabuena, de acuerdo al Catálogo taxonómico de especies de México, publicado por el CONABIO en el 2009. Esta es una planta del género de la Mentha, una especie sumamente aromática que se utiliza con frecuencia en las actividades gastronómicas.

Paso 2.- Agregue 1/8 de taza de Agua, o aproximadamente 2 cucharadas para ayudar a macerar, al mismo tiempo que incorpora 1 cucharada llenita de azúcar (morena), permita que se mezclen los sabores.

Paso 3.- Agregue el jugo de un limón, hielo y ron blanco al gusto.

Paso 4.- Llene lo que resta del vaso con agua natural (Se puede utilizar agua mineral).

Paso 5.- Dele un toque especial, agréguele 5 gotitas de licor de FERNET (una bebida sumamente digestiva, de carácter amargo, elaborada a partir de diversas yerbas aromáticas y añejada durante varios años en toneles de roble)

Paso 6.- Para terminar, adorne con rodajas de limón y algunas hojas adicionales de yerbabuena.

Ahora a disfrutarlo!!!

Esta receta de Mojito Cubano me la proporciono el Dr. Marcos Báez en el 2003 y desde entonces es una de mis preferidas.

Guacamole, un clásico de la cocina mexicana.

El sabroso y mexicanísimo GUACAMOLE puede acompañar casi cualquier cosa, desde platillos muy elaborados, va de maravilla con las carnes asadas, con pollo, pescado y mariscos, hasta con simples botanas como totopos, chicharrones dorados y crujientes, o unos taquitos. Es considerado como una salsa, un acompañamiento o un delicioso dip untable, y prepararlo es muy sencillo, vemos como:

Ingredientes:

  • 2 aguacates maduros, aproximadamente de 250 grs. Cada uno.
  • (El tipo de aguacate puede variar de acuerdo a la región y temporada, mi sugerencia es el aguacate Hass por su cantidad de pulpa y cremosidad)
  • 1 taza de jitomate picado
  • 2 chiles serranos a los que se les habrá retirado las semillas y las venas (para que el guacamole no quede muy picoso) muy finamente picados.
  • ¼ de cebolla finamente picada
  • 2 cucharadas de cilantro fresco bien picado
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 1 limón (opcional)

Procedimiento:

  1. Partir los aguacates por la mitad, retirar la semilla, y con una cuchara sacar la pulpa y colocarla en un tazón.
  2. Machaque bien la pulpa del aguacate con un tenedor, mezclándola al mismo tiempo con un poco de sal.
  3. Agregue los demás ingredientes y revuelva.
  4. Pruebe y ajuste la sal.

Tip: El limón es opcional, ajusta la acidez del guacamole al mismo tiempo que ayuda a conservar su hermoso color verde por más tiempo retardando su oxidación natural.